X

Protocolo http: los códigos y su significado

Los códigos http, también conocidos como códigos de estatuto o códigos de estado , proporcionan una respuesta a una consulta realizada por un usuario en un navegador. Estos códigos proporcionan información sobre el estado de una URL , por ejemplo, de un sitio web o de una consulta. Conoces seguramente el mensaje de error 404. Se trata efectivamente de un código http.

Se clasifican en cinco categorías : cada una indica un tipo de estado diferente y, de una u otra manera, afecta a la indexación de su plataforma, así como al comportamiento de los visitantes. Comprenderlos te ayudará a mejorar el mantenimiento y la administración de tu sitio.

¿Cómo funciona el protocolo http?

Para acceder a un sitio o a una página web cualquiera, es necesario conocer su URL, es decir, su dirección. Esta se introducirá en la barra de búsqueda del navegador, que envía entonces una señal al servidor que aloja la plataforma.

Esta señal, compuesta por diversas informaciones, así como la respuesta del servidor, se transmite gracias al protocolo http . Este puede entonces indicar el estado del sitio, así como el tratamiento de la solicitud emitida por el navegador.

Por ejemplo, si ocurre un problema al conectarse al sitio o a una página en particular, se le mostrará al usuario un código http. En cambio, cuando la operación se realice con éxito, el usuario no verá ningún mensaje.

Hemos mencionado anteriormente el código 404: este informa al usuario, por medio de una página dedicada generada automáticamente , acerca de la imposibilidad de acceder a una URL en particular. Este es el motivo por el cual el código http también se llama código de estado.

Los diversos códigos y sus significados.

El significado de los distintos códigos http se basa en realidad en el estado de un sitio web o página. Por ello, hay 5 categorías diferentes, para 5 tipos de estados.

Los códigos 100

Los códigos 100 informan al cliente (es decir, al navegador y con mayor razón al usuario) de que la solicitud se está procesando actualmente . En este caso, no se mostrará ningún mensaje en el navegador.

Los códigos 200

Esta categoría indica al cliente que su solicitud se ha realizado con éxito. Por lo tanto, la navegación podrá realizarse sin ningún problema. El usuario no puede ver el código http, ya que solo tiene acceso al contenido de la URL que le interesa. Por lo tanto, el código 200 OK indica al navegador que la información ha sido procesada correctamente por el servidor.

Los códigos 300

En este caso, la solicitud se ha tenido en cuenta por parte del servidor pero no puede llegar a buen puerto sin la acción del cliente . Por ello, debe iniciarse un procedimiento complementario para aprovechar el contenido de la página. Estos códigos http se utilizan principalmente para las redirecciones.

  • Código 301 : en este caso, el navegador debe redirigir al usuario a otra página. El webmaster ha creado una redirección para enviar al visitante de una página web a otra. Sin embargo, esto no significa que el contenido sea idéntico. El usuario no podrá ver un mensaje de redireccionamiento, solo la página de destino. Aquí se trata de un cambio definitivo de dirección. Por ello, el código 301 se puede utilizar cuando un sitio web ha cambiado su nombre de dominio, por ejemplo.
  • El código 302 : si el código mencionado anteriormente se relaciona con los cambios finales de dirección, este se usa para los cambios temporales. Así, la antigua URL sigue siendo válida, pero no podrá ser consultada por el momento, hasta que el webmaster no levante el redireccionamiento. De nuevo, el usuario no verá este mensaje. Se dirigirá automáticamente, gracias a su navegador, a la página de redirección correspondiente.

Los códigos 400

Estos códigos http está relacionados con un error por parte del cliente . La solicitud se ha recibido correctamente, sin embargo, no puede ser procesada. Seguramente conoces el código 404, que se genera cuando la URL solicitada no se ha escrito correctamente. También veremos que otra interpretación es posible.

  • El código 403 prohíbe : aquí, el cliente no puede acceder a la URL de su elección, porque su acceso requiere autenticación, una autorización establecida por el webmaster.
  • El código 404 no encontrado : si es posible que la URL esté mal escrita, el error 404 también se refiere a los problemas de los enlaces inexistentes o rotos. La dirección solicitada ya no existe. En este caso, el visitante se dirige a una página de error 404 generada automáticamente o personalizada por el webmaster. Este puede entonces ofrecerle una solución, por ejemplo, el retorno a la página de inicio del sitio o a un contenido similar al que ya no existe.

Los códigos 500

En este caso, es el servidor el que es deficiente . Este no ha podido procesar la solicitud enviada por el cliente.

  • El código 500 error interno del servidor: este error, de carácter inesperado, indica que el problema es interno. Así, el administrador tendrá que tomar nota de ello y llevar a cabo las labores de mantenimiento adecuadas.
  • El código 503 servicio no disponible : este mensaje aparece cuando un servidor ya no puede responder a la solicitud del cliente. Este es el caso cuando un sitio recibe demasiadas visitas y no tiene la capacidad de manejarlas todas. No obstante, se trata de un fallo de funcionamiento que el administrador tendrá en cuenta muy rápidamente.

Impacto y gestión de códigos http en un sitio web.

Por supuesto, la aparición de un código http tendrá repercusiones más o menos graves en el comportamiento de los usuarios, pero también en el de los motores de búsqueda .

Por lo tanto, cualquier webmaster debe realizar una vigilancia constante, para detectar enlaces inexistentes, por ejemplo, o las debilidades del servidor y evitar mensajes de error.

El impacto sobre los visitantes.

Un código HTTP 404 es particularmente frustrante para el usuario, que tenderá a huir del sitio en cuestión y a no confiar ya en él . Entonces es posible que se experimente una reducción significativa del tráfico (un criterio que tiene mucha importancia para su indexación).

Esto es particularmente grave para los sitios de comercio electrónico, así como para los proveedores de servicios en línea, cuyo negocio se basa exclusivamente en su plataforma de Internet. Como ya hemos mencionado, un trabajo de vigilancia y mantenimiento es absolutamente esencial , para proponer un sitio funcional.

Menciones en los motores de búsqueda

Para detectar estos códigos http, los motores utilizan robots de indexación, capaces de analizar las distintas páginas de un sitio. Así, cuanto más se multiplican los mensajes de error y los códigos http en una plataforma, más los motores de búsqueda los interpretan como una falta de mantenimiento. Tu ranking en las páginas de búsqueda puede pues descender drásticamente.

¿Cómo mejorar la gestión de los códigos http?

Si bien no todos los códigos http pueden gestionarse, otros son fáciles de administrar. Este es el caso, por ejemplo, del código 404. Herramientas como Google Search Console pueden ayudarte a identificar enlaces rotos y, si provienen de tu propio sitio y no de una página externa, se puede contemplar perfectamente la posibilidad de redirigir 301 hacia otra pagina

Sin embargo, verifica que el contenido de este sea relevante y similar al que ya no existe . Con ello, tendrás la certeza de poder responder a la solicitud de tus visitantes. Esto te permitirá conservar tu posicionamiento en los motores de búsqueda igualmente. La solución alternativa consiste en dirigir al usuario a la página de inicio de tu sitio.

Por supuesto, resaltar los enlaces caducos y erradicar los códigos 404 es una tarea a largo plazo. Además, no siempre es posible evitar la aparición de este tipo de mensaje. Por ello, en algunos casos, es mejor centrase en la página de error.

La gestión de códigos http con una página de error creativa

Hemos mencionado anteriormente la frustración y la decepción generadas por la aparición de un mensaje de error 404. Por lo tanto, se recomienda personalizar esta página para recuperar la confianza de los usuarios .

Con humor, pero también adoptando un diseño coherente con el de tu sitio web, puedes alentar al visitante a que visite la página de inicio, por ejemplo, hacer que descubra la estructura de tu sitio o simplemente, informarle acerca de la naturaleza del problema. Los plugins de tu CMS te lo permiten, ¡así que no te prives!

Otros artículos interesantes

Ataque DDoS : ¿cómo explicarlo y evitarlo?

¿Necesitas más información? Pide consejo a nuestros especialistas. Contacta con nuestro departamento de ventas
CookiesPrivacy