OFERTA 10€ cargados, 100€ gratuitosCREAR UNA CUENTA

Cómo instalar MinIO en 1 clic en su Cloud Público

MinIO es una solución de almacenamiento de código abierto que nació en 2014. Sencilla, rápida y eficaz, MinIO es perfecta para los desarrolladores de aplicaciones en la nube. El software se ha desarrollado en lenguaje Go y dispone del mismo API que Amazon S3, convirtiéndose así en solución perfecta para el usuario que desee dejar AWS, ya que solamente deberá cambiar el archivo de configuración.

Vídeo de instalación One Click



MinIO, la solución de almacenamiento de código abierto

El desarrollo de esta solución de almacenamiento con licencia Apache se implementa con la forma de un contenedor de Docker. Forma parte de la nueva generación de desarrollo orientado a Docker y puede desplegarse con Kubernetes. Está disponible en versión Linux, Windows y Mac OS para la instalación del sistema, pero también es posible instalar MiniO en un NAS, un servidor X86 o ARM. Además, soporta varios SDK, como Go, Java, JavaScript o Python.

Para facilitar la visualización de los archivos existentes en su base de datos, MiniO dispone de una interfaz web clara y práctica. Sus necesidades podrán evolucionar, ya que se trata de un software ampliable, lo que permite clonar varias máquinas desde la misma fuente de datos.

Estas soluciones de virtualización basada en contenedores son muy populares. MinIO ya se ha descargado más de 500 000 veces y cuenta con una amplia comunidad que le da soporte (actualmente hay más de 125 contribuyentes activos para el código).

¿Qué es la virtualización basada en contenedores?

La virtualización basada en contenedores permite generar en un mismo sistema operativo diferentes entornos virtuales con el objetivo de ejecutar una aplicación. Dichos entornos virtuales se llaman contenedores y cada uno de ellos cuenta con un sistema de archivos, un procesador, una memoria viva, etc. Cada aplicación ubicada en el contenedor puede almacenar su propia biblioteca de archivos.

En el caso de que diferentes entornos compartan el mismo núcleo (es decir, el mismo sistema operativo), no lo incluyen y permanecen aislados unos de otros. Por lo tanto, no es necesario instalar un nuevo sistema operativo para la instalación de contenedores. Es lo que marca la diferencia entre las máquinas virtuales y la virtualización basada en contenedores.

Gracias a un sistema operativo compartido, los diferentes entornos tienen la capacidad de comunicarse entre ellos. En este sentido, la ventaja de esta solución reside en la simplicidad de movimiento de las aplicaciones: los recursos necesarios, como el espacio de memoria o la RAM, son menores.

¿Por qué usar MinIO?

Los usos son muy diversos, pero como cualquier tipo de solución de virtualización basada en contenedores, el uso principal es el desarrollo de aplicaciones en la nube. Podemos mencionar, entre otros, el Machine Learning o los proyectos de inteligencia artificial, ya que ambos usos son cada vez más populares y necesarios.